Novedades

Día Mundial del Reciclador: Por la Inclusión Regional

25 marzo 2014 · Noticias

La IRR impulsa programas para mejorar la calidad de vida de 4 millones de recicladores en América Latina y el Caribe. En América Latina y el Caribe se estima que un número de hasta 4 millones de recicladores trabajan en la separación y venta de material reciclable, generalmente en precarias condiciones laborales, en su mayoría sin sistemas legales que los amparen y sin reconocimiento de la sociedad ni de las administraciones públicas.

Jornada de cartoneros

La Iniciativa Regional para el Reciclaje Inclusivo (IRR) apoya diversas iniciativas de asistencia técnica, formación e inversión todo con el fin de promover condiciones de trabajo dignas, visibilizar la contribución de los recicladores al buen manejo de los residuos sólidos y estimular su inclusión en la cadena formal del reciclaje.

El 1 de marzo se celebró el Día Mundial del Reciclador. Con motivo de este día, la Iniciativa Regional para el Reciclaje Inclusivo (IRR), una iniciativa formada por la División de Agua y Saneamiento y el Fondo Multilateral de Inversiones (FOMIN) del Grupo BID, la Fundación Avina, la Red Latinoamericana de Recicladores (Red-LACRE) y Coca-Cola América Latina quiere hacer un llamado sobre la importancia de trabajar por la inclusión de esta población en la cadena formal del reciclaje.

La IRR, mediante la puesta en valor y visibilización del trabajo de los recicladores, tiene por objetivo dignificar su trabajo en la región y promover su integración formal y justa en los mercados de reciclaje, impulsando para ello:

(1) El desarrollo de marcos legales orientados a integrar a los recicladores en la gestión formal de residuos sólidos;

(2) La introducción de una clasificación ocupacional específica para las actividades que llevan adelante los recicladores;

(3) El desarrollo de programas de formación de recicladores y sus organizaciones.

A modo de ejemplo, la IRR ha proporcionado asistencia técnica para al desarrollo del marco regulatorio nacional para el sector de residuos sólidos en Colombia y Nicaragua, y ha apoyado a gobiernos municipales en Perú, Colombia y Costa Rica en el desarrollo e implementación de planes de inclusión de recicladores de base.

A través de proyectos en Guyana, Perú, Ecuador, Costa Rica, Paraguay, Chile y la Republica Dominicana, la IRR ha capacitado a más de 600 recicladores y funcionarios municipales en el diseño y operación de esquemas inclusivos de gestión integral de residuos sólidos.

Hasta la fecha, la IRR ha desarrollado proyectos en 14 países de la región que beneficiarán directamente a más de 3,200 recicladores. La IRR continúa trabajando en conjunto con actores locales para identificar demanda y desarrollar Programas Nacionales de Formación de Recicladores y Funcionarios Municipales que buscarán ampliar el alcance y el impacto del reciclaje inclusivo en los países donde se implementan estos programas.

No hay reciclaje sin recicladores.

Diferentes estimaciones calculan que actualmente existen hasta 4 millones de personas trabajando como recicladores de base en América Latina y el Caribe, recolectando entre el 50% y el 90% de los materiales reciclables utilizados en la industria, generando importantes beneficios ambientales y económicos y constituyendo la base del reciclaje en la región. Sin embargo, desafortunadamente este colectivo recibe tan solo una pequeña fracción del valor de estos materiales, además de trabajar a menudo en condiciones inseguras e insalubres, en su mayoría sin sistemas legales que los amparen y sin reconocimiento de la sociedad ni de las administraciones públicas.

Su inclusión en la Cadena Formal del Reciclaje requiere soluciones integrales y efectivas como las que impulsa la IRR de cara a lograr un mayor reconocimiento de estos trabajadores en las políticas públicas de gestión integral de los residuos sólidos (GIRS), mejorando así su calidad de vida.

De acuerdo con Jane Olley, Coordinadora y portavoz regional de la IRR, “Este Día Mundial del Reciclador es un buen momento para reflexionar sobre la profesión de reciclador en América Latina y el Caribe, una profesión que merece ser dignificada y reconocida por todos los actores de la sociedad y que tiene mucho que aportar al desarrollo social y económico de la región”. 3

“La IRR busca trabajar con los recicladores, los gobiernos nacionales y municipales, y el sector privado para integrar a los recicladores de América Latina y el Caribe al mercado del reciclaje formal y mejorar su situación económica y social”.

Cartoneros paranaenses avanzan en el trabajo formal

Trabajadores dedicados al acopio y venta de materiales reciclables integran la cooperativa de trabajo denominada “Un Sueño Cartonero”. Formalizan el oficio y lo ejercen en mejores condiciones. En el Día Mundial del Reciclador, se reunieron en una jornada de capacitación.

Los trabajadores en la actualidad están abocados a la construcción de un espacio propio, que se construye gracias a una donación de Cáritas en un terreno cedido por la comuna en el barrio San Martín, en la zona del Volcadero. El lugar servirá como sede administrativa de la cooperativa y también como un depósito de materiales.

Sobre la Iniciativa Regional para el Reciclaje Inclusivo (IRR)

La Iniciativa Regional para el Reciclaje Inclusivo (IRR) inició en 2011 con el objetivo de trabajar con actores públicos y privados en diferentes países de la región para crear las condiciones necesarias para la inclusión de los recicladores en los servicios de gestión integral de los residuos sólidos y la cadena de valor de reciclaje. Los socios del programa son la División de Agua y Saneamiento y el Fondo Multilateral de Inversiones (FOMIN) del Grupo BID, la Fundación Avina, la Red Latinoamericana de Recicladores (Red-LACRE) y Coca-Cola América Latina.

Para mayor información:

@IRR_Reciclaje

/ReciclajeInclusivo

Slideshare /ReciclajeInclusivo

Flickr /ReciclajeInclusivo

 

Basura Cero: ONGS destacaron avances y alertaron sobre incumplimientos

10 enero 2014 · Actividades

BasuraCero

Diferentes organizaciones no gubernamentales le presentaron a la Ciudad un informe donde destacaron los logros en la reducción de residuos enviados a enterramiento, pero alertaron sobre el magro presupuesto destinado al reciclado y el incumplimiento de algunas de las responsabilidades que el GCBA asumió mediante la firma de contrato con las cooperativas de recuperadores urbanos. Asimismo, solicitaron indicadores que midan el material recuperado en la ciudad.

El 19 de diciembre, las ONG integrantes de la Comisión de Asesoramiento Técnico de la Ley Basura Cero presentaron su balance sobre la implementación de la norma. El documento “Análisis y Recomendaciones para el Cumplimiento de la Ley 1854” celebra los avances de la política de reciclado que disminuyó un 35% los residuos enviados por la Ciudad a enterramiento, pero plantea “con enorme preocupación” el “magro presupuesto” destinado al reciclado y el incumplimiento de algunas de las responsabilidades asumidas por el GCBA en el contrato firmado con las cooperativas de recuperadores urbanos en enero de 2013. El informe puede leerse aquí: http://www.greenpeace.org/argentina/Global/argentina/image/2013/contaminacion/basura/prev_BasuraCero_informe_001.pdf

Las organizaciones no gubernamentales que participaron de este informe  fueron la Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN), Fundación Greenpeace Argentina, Los Verdes, Fundación Avina, Fundación Ciudad, Fundación Vida y Esperanza,  Fundación Garrahan, GestiónARG, Fundación Espacios Verdes y Fundación Cambio Democrático.

En este sentido, el informe realizado por las ONG reconoce como un hito fundamental la firma del contrato entre el GCBA y las cooperativas de recuperadores urbanos, pero llama la atención sobre la falta de avance en la inclusión social de nuevos recuperadores urbanos al sistema y el estado en el que fueron inaugurados algunos de los centros verdes. Sobre el instalado en Núñez, el documento plantea que “al momento de su apertura, no contaba con las condiciones mínimas de salubridad, higiene y operatividad, como son las instalaciones de luz, agua y gas, y la obra civil no era apta para la actividad con maquinaria. Actualmente, casi un año después, se están realizando obras para hacer operativo el lugar.  Esto implica más gastos de recursos públicos y un retraso importante en el avance del sistema de recolección diferenciada de los RSU secos”, explica el documento y alerta: “En 2013 no se ha inaugurado ningún centro verde, pese a los compromisos por contrato”.

Asimismo alertasobre la necesidad de contar con indicadores precisos de la cantidad de material recuperado por el servicio de secos de la ciudad: “Hasta el momento el gobierno no cuenta con datos oficiales de los centros verdes de la ciudad y sólo se tienen estimaciones”, plantea el documento.

Las organizaciones celebraron la reducción de residuos y la tendencia de disminución sostenida que hacía años no se registraba. Sin embargo, señalaron con mucha preocupación la abismal diferencia destinada a la inversión del servicio de la fracción de húmedos que lleva los residuos a entierro, por sobre el magro presupuesto asignado a las  políticas sustentables de recolección de secos. Sobre este punto advirtieron: “El enorme financiamiento con el que cuenta el servicio para la fracción de húmedos, con su consecuente impacto ambiental, debe reducirse progresivamente por sobre el servicio sustentable del reciclado del seco y la recuperación de la fracción de orgánicos. Este análisis presupuestario debe estar en el centro del debate de los funcionarios del Ministerio de Medio Ambiente del GCBA”.

Sobre la disposición final, el documento advierte: “Es conocido que en la actualidad, el lugar de disposición final Norte III debería estar finalizando su vida útil (…). En este sentido, es imperioso que se definan con claridad cuáles serán las medidas de contingencia a implementarse y cuáles serán los planes de disposición final a largo plazo, dado que por más que se lograra cumplir con las metas reducción de la basura establecidas por la Ley, habría un 25% de residuos que deberían ir a disposición final”.

Las ONGs valoran los avances logrados pero alertan fuertemente sobre las falencias y el no cumplimiento de los compromisos asumidos por el GCBA. Por último, plantean la necesidad de profundizar el diálogo entre Ciudad y Provincia con la colaboración del Gobierno Nacional con el fin de concertar soluciones que apunten al cumplimiento de una gestión integral a nivel metropolitano y resolver la disposición final de los residuos a un mediano y largo plazo.

Firman un convenio para impulsar el reciclaje de PET en Las Heras

10 enero 2014 · Eventos

RomanReciclados

En Las Heras, Mendoza, se firmó un convenio entre el municipio, la Fundación Avina y una Cooperativa de Recuperadores Urbanos (COREME). Con el apoyo de Danone, se pondrá en funcionamiento una planta de tratamiento de residuos reciclables.

El 18 de diciembre, La Fundación Avina, la Municipalidad de Las Heras y la cooperativa de recuperadores urbanos (CoReMe) firmaron un convenio para la instalación de un circuito de recolección de materiales reciclables, con foco en PET, en el municipio mendocino.

El proyecto denominado Cartoneros, incluye la cesión de un predio por parte de la municipalidad  para instalar una planta de tratamiento de residuos reciclables. La empresa Danone aportará los fondos para la construcción, compra de maquinaria y puesta en marcha de la planta, los que serán gestionados por la Fundacion Avina. La cooperativa COREME realizara la recolección, acondicionamiento y comercialización de los materiales, poniendo sus esfuerzos en la formalización progresiva de los trabajadores informales de la basura (cartoneros y trabajadores del basural).

Desde la Fundación Avina saludamos la firma de este convenio que demuestra que se puede trabajar por el cuidado del medio ambiente sin excluir a los trabajadores que históricamente se han hecho cargo de recuperar materiales que la sociedad considera basura. Nosotros trabajamos en toda Latinoamérica con esta visión“, manifestó Gonzalo Roque, responsable de la Fundacion en el tema reciclado.

Del evento participó también Alicia Montoya de la Cooperativa El Álamo de Buenos Aires, quien colabora  con COREME en la organización del trabajo de la cooperativa. “La decisión del intendente Miranda de impulsar este proyecto coincide con nuestra visión respecto de que el Estado debe ser quien coordine las políticas públicas de tratamiento de RSU y formalización de cartoneros“.

El convenio se firmó en el marco de la Ley provincial N° 5970 de Residuos Sólidos Urbanos, que establece la responsabilidad de los municipios desde la generación hasta la disposición final de los residuos. El convenio no solo permitirá un adecuado tratamiento de los residuos, sino que además beneficiara a los trabajadores informales de la basura que tendrán la oportunidad de mejorar sus condiciones de vida.

 

 

Cartoneros solidarios

9 diciembre 2013 · Actividades

Telefe Noticias recorrió la cooperativa de recuperadores urbanos El Álamo. Compartimos la nota:

Nota Telefe Noticias

Link a la nota: http://telefenoticias.com.ar/es/videos/la-nota-del-dia/20131205/cartoneros-solidarios/117343.shtml

 

Los recicladores de Villa Pueyrredón piden ser reubicados

4 noviembre 2013 · Actividades

Los recicladores de residuos de la Cooperativa “El Alamo” comunicaron a los vecinos de Villa Pueyrredón que el gobierno porteño debe reubicar el galpón en el que trabajan para iniciar el túnel que planea construir en ese barrio.

“Ante la inminencia de la construcción de un nuevo tunel, que afectará el predio donde reciclamos los residuos, en la intersección de la Avenida Constituyentes y Roosevelt, el gobierno porteño todavía no cumplió con nuestra reubicación, ni nos ha llamado a firmar el nuevo convenio”, dijo a Télam Alicia Montoya, integrante de la Cooperativa El Alamo.

La cooperativa, que recicla 200 toneladas de residuos por mes en un galpón de Avenida Constituyentes y las vías de la ex Línea Mitre desde 2008, “no se niega a mudarse pero desde agosto está esperando que la Dirección de Reciclado porteña, inicie el proceso, y no lo hace”, informó la recicladora.

“Hemos esperado pacientemente a que el gobierno tome la iniciativa en esto, pero el plazo de inicio de la obra (del tunel que pasará por debajo de las vías de la ex Línea Mitre  y Constituyentes) ya se cumple y todavía estamos acá, sin “el nuevo lugar adonde por ley debemos seguir con el trabajo”.

A través de un comunicado, la cooperativa decidió informarles a los vecinos de Villa Pueyrredón -barrio en el que reciclan  residuos desde 2003- que “no están negándose a reubicarse en otro predio y que es la Dirección de Reciclado, que depende del Ministerio de Espacio Público porteño, el área responsable de llamarnos para formar un nuevo convenio. Pero nos pide que no difundamos este tema”.

“Tenemos temor a que el gobierno de Macri nos enfrente con los vecinos. Que diga que no nos queremos ir y por eso no inicia la obra del túnel de Constituyentes”, explicó Montoya.

La referente de la cooperativa dijo que “por eso nos vemos en la necesidad de salir a difundir lo que ocurre. Tenemos miedo que el gobierno – que firmó convenio con 12 cooperativas, entre ellas El Alamo – no ponga en marcha el proceso de relocalización de nuestra planta, y nos deje sin nuestro trabajo”.

Desde 2007, la ciudad tiene una ley que obliga a todos a separar los residuos.

“En el barrio de Villa Pueyrredón demostramos que cuando a los vecinos se les garantiza el servicio, en su gran mayoría, cumplen con la ley”,
dice el comunicado de El Alamo, que desde el mes de enero del 2013 tiene un convenio con el Ministerio de Medio Ambiente porteño.

En otro tramo del comunicado, expresa que “el gobierno debe asumir sus responsabilidades y nosotros -que elegimos vivir de nuestro trabajo y no de un plan que nos deja presos de un puntero político- queremos trabajar en el marco de la ley y no al margen de ella”.

La cooperativa advierte que si la obra planeada para noviembre no empieza “no será por nuestra culpa. Les llevamos una propuesta pero no nos respondieron. Tememos que sea una acción dirigida a no garantizar la continuidad del galpón, para dárselo a una empresa privada”.

La actividad de reciclado en la Ciudad de Buenos Aires está repartida entre 12 cooperativas de recicladores -las que finaron convenio – y un grupo de empresas privadas.

FUENTE: Télam

 

Cooperativas y empresas colaboran para reciclar PET

8 octubre 2013 · Actividades

Villavicencio, la cooperativa de recuperadores urbanos El Álamo y Cabelma invitaron a conocer el proceso integral de reciclaje de PET. 

Villavicencio, la cooperativa de recuperadores urbanos El Álamo y Cabelma organizaron la jornada de reciclaje: “Dale un Giro” con el objetivo de promover la compactación de botellas y su separación en origen. Durante el mismo, abrieron las puertas del proceso del reciclaje de PET.

Existe en el mercado local una nueva tecnología aprobada por las autoridades sanitarias que permite incorporar PET reciclado en la fabricación de botellas”, explicó Martín Deferrari, director de Calidad, Recursos y Medio Ambiente de Aguas Danone Argentina. “En el caso de Villavicencio, las botellas de 500 y 1500 ml son elaboradas con un 20% de PET reciclado”, precisó.

Alicia Montoya, Co-Fundadora de la cooperativa El Álamo, destacó el trabajo de los recuperadores urbanos y resaltó la importancia de la comunicación local para incentivar a los vecinos a llevar sus residuos al centro verde más cercano. Montoya abrió las puertas de la cooperativa donde se pudo observar el desembarco de PET, su clasificación y el enfardado de los envases.

La transformación de botellas a través de este proceso de reciclado PET permite un ahorro del 67% de energía. Este y otros beneficios ambientales son importantes para crear políticas de incentivo al reciclado de envases”, detalló Carlos Briones, Gerente de Relaciones Institucionales de Cabelma y agregó: “Es clave la separación en origen para que las botellas lleguen en las mejores condiciones para su reciclado y con el menor grado de contaminación”.

En la actualidad, el PET tiene tres usos: textil, para fabricar fibras sintéticas, principalmente poliéster; la botella, ideal por su resistencia a agentes químicos, su transparencia y menores costos de fabricación; y el tercero, para planchas de plástico, zunchos y envases para comida.

Villavicencio ofrece en su página de Facebook un mapa completo con los diferentes puntos a donde se pueden llevar los envases PET en todo el país: https://www.facebook.com/VillavicencioAgua.

 

Reciclado de principio a fin

 

Pedile al GCBA que relocalice el Centro Verde de la Cooperativa El Álamo

13 agosto 2013 · Actividades

Todos los días, el área Metropolitana de Buenos Aires produce 12 mil toneladas de basura y casi la mitad se genera en la ciudad. Podrían ser reciclados, pero la mayor parte es destinada a rellenos sanitarios.

 

Recuperadores urbanos

En el Centro Verde de la cooperativa El Álamo60 recuperadores urbanos trabaja todos los días para recuperar 200 toneladas de materiales reciclables por mes. Los residuos son recolectados, seleccionados, prensados y vendidos como materias primas a empresas de reciclaje.

El Centro Verde de la cooperativa funciona desde diciembre de 2012 en un predio de la Avenida Constituyentes y Roosevelt, otorgado en el marco de la implementación delpliego de residuos secos que la cooperativa firmó con el Ministerio de Ambiente porteño en 2010. Recién a finales de 2012, se definió el pliego y adjudicó a El Álamo las zonas de Villa Pueyrredón, Villa Devoto y Paternal.  El acuerdo garantiza los derechos y obligaciones de los recuperadores urbanos, como el derecho a una obra social, cobertura por accidentes de trabajo, ropa y un incentivo mensual de $1100 .

En un mes, el Gobierno de la Ciudad iniciará la construcción de un túnel bajo nivel, que reducirá las dimensiones del lugar hasta convertirlo en un sitio inutilizable para la tarea de la cooperativa. Dada la función social y ambiental que el lugar cumple, la Cooperativa solicita al Gobierno su relocalización.
Hasta la fecha, no hay una respuesta oficial.

¿Cómo colaborar para que el centro verde El Alamo siga su trabajo de recuperación con empleo digno en la ciudad?

Firmá este petitorio y pedile al GCBA que dé una respuesta a la relocalización del Centro Verde:  http://chn.ge/16Fqvyn

Fuente: Blog #Planeta Sustentable de Infobae

 

 

Cáritas Paraná acompaña una iniciativa de trabajo cooperativo

13 agosto 2013 · Actividades

Paraná (Entre Ríos): La Asociación Civil Cirujas y Cartoneros, del Barrio San Martín, de Paraná, realiza, desde hace un tiempo importante, un trabajo junto con la Fundación Eco Urbano, tendiente a desarrollar en el volcadero municipal y al que denominaron ¨Un Sueño Cartonero¨. La iniciativa, que acompaña Cáritas Paraná, consiste en construir un galpón y un salón de usos múltiples, a fin de efectuar bajo techo el reciclaje del material obtenido de la basura, trabajando de forma cooperativa. Recientemente se firmó el convenio marco de colaboración entre la Municipalidad, la organización y Cáritas Paraná.

El sueño cartonero esta en marcha

El sueño cartonero esta en marcha

La Asociación Civil Cirujas y Cartoneros, del Barrio San Martín, de Paraná, realiza, desde hace un tiempo importante, un trabajo junto con la Fundación Eco Urbano, tendiente a desarrollar en el volcadero municipal y al que denominaron “Un Sueño Cartonero”.

La iniciativa consiste en construir un galpón y un salón de usos múltiples, a fin de efectuar bajo techo el reciclaje del material obtenido de la basura, trabajando de forma cooperativa.

Hace un tiempo atrás, el Área de Economía Solidaria de Cáritas Arquidiocesana Paraná se puso al tanto de este proyecto y comenzó a ocuparse del tema. Luego, estableció contactos con Cáritas Nacional, que se interesó por la propuesta. De esta manera, Cáritas Argentina consiguió un donante para sustentar el proyecto.

“Un Sueño Cartonero” necesita contar con un espacio físico para el reciclado de los distintos materiales. Gestionados los fondos por parte de Cáritas Argentina, resultaba imprescindible, para que se hiciera efectiva la donación, acceder a un terreno y, que este, a su vez, tuviera al menos un comodato a favor de la Asociación.

Finalmente, el pasado 19 de junio se firmó, por un lado, un convenio marco de colaboración entre la Municipalidad de Paraná, la Asociación Civil Cirujas y Cartoneros y Cáritas Arquidiocesana Paraná; y, por otro, un documento por medio del cual la Municipalidad de Paraná otorgó en comodato a la Asociación Civil Cirujas y Cartoneros un predio en el Volcadero, donde la Fundación Eco Urbano y Cáritas Paraná son fiadores de la Asociación.

En los próximos días, Cáritas Arquidiocesana Paraná enviará a Cáritas Nacional el convenio y el comodato, para que continúe el proceso de la donación.

La Asociación Civil Cirujas y Cartoneros, trabaja con el material que obtiene del volcadero y de boliches bailables (vasos descartables, bandejas, cajas, etc.) como así también de empresas que les entregan el cartón y otros residuos.

Fuente: AICA

 

35 recuperadores urbanos se reunieron con el Papa en Río

2 agosto 2013 · Actividades

La delegación de argentinos viajó a la ciudad brasilera para asistir como invitados del Papa Francisco a la XXVIII Jornada Mundial de la Juventud.

JMJ Río 2013

35 cartoneros argentinos tuvieron la oportunidad de viajar a la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) en Río de Janeiro para encontrarse con el Papa Francisco y participar del Vía Crucis.

El Movimiento de Excluidos (MTE), organizadores del viaje, contaron que Francisco intercedió para gestionar las becas que financiaron el viaje. El grupo estuvo conformado por jóvenes de entre 18 y 25 años de distintas cooperativas reunidas en el MTE y en la Federación de Cartoneros.

Los recuperadores presenciaron el Vía Crucis en el palco junto a los cardenales en las playas de Copacabana. El Papa pidió a los organizadores que busquen entre al grupo de recuperadores argentinos entre el millón de peregrinos que se encontraban en la misa.

El portavoz del Vaticano, Federico Lombardi, dijo: “El Papa es muy amigo de estas personas. Algunas de ellas habían estado presentes en la misa de inicio del pontificado”.

“Dos millones de personas empezaron a alentarnos cuando mostramos la bandera argentina. Fue una experiencia inolvidable y un mensaje para los cartoneros de todo el mundo para que vean que no estamos solos y, como dijo el Papa, para que sigamos luchando y haciendo quilombo”, explicó Sergio, de 20 años, al bajar del ómnibus que lo trajo de regreso.

El 19 de marzo, tres recuperadores urbanos tuvieron la oportunidad de asistir en la plaza a la misa de inicio de Pontificado de Francisco.

Fuente: EFE, Télam

Reciclaje de basura: ¿Cómo convertir la bosta en oro?

4 julio 2013 · Actividades

Tres amigos descubrieron la fórmula para fabricar plástico biodegradable a partir de unas lentejas que comen desechos orgánicos. las plantas se alimentan de basura para que vos tengas un vasito ecológico en tus manos.

Brando

Por Ana Claudia Rodríguez

Fede es un emprendedor serial. “No lo puede evitar”, dicen sus compañeros. En 2011, de vacaciones a bordo de un tren, marcó el número de Sebas con una mano mientras que con la otra sostenía un vasito de plástico biodegradable (donde le habían servido la sopa del menú). Al celular, le dijo: “¿Y por qué no hacemos esto en la Argentina?”.

Meses después, Federico Seineldin (43), Eduardo Mercovich (44) y Sebastián Lagorio (33) eran un equipo: Mamagrande. Un emprendedor tecnológico, un “casi biólogo” (se está por recibir) y un biotecnólogo con una sola función: reproducir un vasito biodegradable. El inicio consistió en investigar las técnicas disponibles para que fuese sostenible su manufactura, porque hasta el momento el proceso de fabricación de bioetanol -la base para la elaboración de plásticos biodegradables- usaba la caña de azúcar o el maíz. Según ellos, este sistema “no cierra” porque quitan de un lado para poner en el otro; para generar combustible sacrifican el alimento.

Al tiempo, surgió la combinación ideal, una fórmula inédita. Recibieron distinciones (la Cámara de Diputados la declaró “de interés nacional”) y llegaron a las TEDx, y en abril de 2012 surgió la oportunidad. Habían dado en el clavo y el municipio santafesino de Totoras quería comprobarlo en la práctica.

Tres amigos descubrieron la fórmula para fabricar plástico biodegradable a partir de unas lentejas que comen desechos orgánicos. las plantas se alimentan de basura para que vos tengas un vasito ecológico en tus manos.

A finales de julio pasado, en 4,1 hectáreas de la localidad de Totoras, los chicos de Mamagrande demostraron que los desechos ya no son desechos, o al menos no los que provienen de cargas orgánicas (cloacas o criaderos de animales, por ejemplo) que, dicen, son los que generan mayor impacto. En la práctica, la cosa es así: en dos piletones de 150 x 160 metros (el equivalente a dos manzanas), siembran la planta “lenteja de agua” (que es autóctona, de la familia Lemnaceae) y la acompañan de unos microorganismos que se encargan de descomponer las moléculas de los contaminantes orgánicos para que el vegetal pueda absorberlos mejor. “En tres o cuatro días se duplica o triplica la cantidad de plantas como resultado de esta sinergia, y en menos de diez días ya tenés el agua más limpia”, explica Lagorio, que durante cuatro años estudió en la Universidad Nacional de Rosario para dar con la mezcla. La dupla no invade ni altera el ecosistema, solo depura la zona.

El paso siguiente es el procesamiento de la lenteja de agua en las llamadas biorrefinerías: después de recolectarla y deshidratarla secándola al sol, se fermenta el almidón que contiene mediante técnicas bien conocidas (usadas para la producción de combustible a partir de otros cultivos). El resultado es el bioetanol y el ácido láctico, aunque en esta etapa inicial, Mamagrande se centrará en el primero, que es menos complejo.

Los números hablan bien. Según sus cálculos, a un año de trabajar en Totoras, se habrán limpiado 760 mil metros cúbicos de agua (lo que consumen cinco mil personas en un año), se generarán 30 mil litros de etanol (equivalente al combustible necesario para recorrer 400 mil kilómetros en auto) y capturarán 200 toneladas de dióxido de carbono.

Por el momento, media docena de ciudades se han mostrado interesadas en este modelo cuyo único requisito es tener un clima templado (los bichos no se llevan bien con el hielo) y contar con una inversión inicial, que en el caso de Totoras ascendió a 120 mil dólares. Una vez amortizada esta cifra no habrá más gasto -calculan-, sino solo ganancia: aproximadamente, un millón de pesos al año. “Por no mencionar el costo de limpiar el agua, que no se está midiendo, la generación de áreas más sanas, más pájaros, menos insectos y un sistema sin olores”, asegura entusiasta Mercovich.

Mamagrande decidió no patentar el invento para que todo el mundo pueda acceder libremente a esta tecnología. ¿Y ellos de qué van a vivir? “Como somos los que más sabemos de esto, creemos que la gente nos llamará, y cobraremos un porcentaje de las ganancias”, continúa Mercovich. Y ya los contactaron desde Brasil y Asia.

Su modelo de funcionamiento se basa en la misma dinámica que la de la aceleradora argentina que les dio el impulso, Njambre, que apoya el nuevo emprendimiento y se compromete adquiriendo acciones de la empresa emergente. Mamagrande le sigue los pasos: la relación con sus clientes es de asociación (si gana uno, ganan todos).

No es una empresa tradicional ni una ONG, Mamagrande está a medio camino. Es una empresa innovadora y social que quiere resolver problemas de comunidades postergadas a la vez que “ataca” la problemática del entorno. “Nuestra misión es mitigar el sufrimiento humano y medioambiental”, resume Sebastián, mientras Eduardo se extiende desechando la disyuntiva “ecología o desarrollo” que persigue a las compañías convencionales: “Esa dicotomía es falsa, es una mentira. El desarrollo no existe si no cuidamos lo que tenemos alrededor. Desde Mamagrande creemos que es posible una industria cíclica, que vaya junto con la vida. Ya tenemos el conocimiento para llevarla adelante, ahora solo debemos practicar un poquito más”. 

Fuente: Brando